Inicio » El viajero

I love New York

15 Marzo 2010 4.206 views 3 comentarios

Sofía J.Valls Valls - Amanece en la ciudad de las grandes oportunidades. El sol se alza detrás de los grandes edificios para teñir el cielo de un amarillo anaranjado que pone en funcionamiento el bullicio de la gran ciudad.
Nueva York es la ciudad ideal para perderse entre sus calles, para encontrarse una persona diferente en cada esquina, cada una con una historia que contar, para vestirse a la última moda, para ver bailar break dance en la calle, para observar el retrato de Manhattan en un día cualquiera, ya sea invierno o verano y sentirse parte de la gran manzana.

Sus habitantes son multiculturales, de diferentes estilos, razas, con más poder adquisitivo, con menos, etc… Se suele decir que en Nueva York no se conoce a los vecinos y puede que sea verdad. La gente vive la vida a toda velocidad y sin descanso, son adictos al trabajo, a la comida rápida pero sana y al Starbucks. Pero si caes en sus redes y te enamoras deseas quedarte para siempre porque es la ciudad que coge a todos, y que ofrece segundas oportunidades.

Cualquier época del año es buena para visitar Nueva York: en Otoño la Semana de la Moda inunda la ciudad de un aire más chic y glamuroso del que ya tiene de por sí; en invierno los arboles de Central Park se tiñen de blanco, se abre la pista de hielo en Rockefeller Centre y se respira ambiente navideño por todos lados; en primavera poco a poco va saliendo el sol y es la mejor época para conocer cómo es la ciudad realmente; y en Verano la gran manzana se llena de turistas, el ambiente es extremadamente húmedo y caluroso pero las noches neoyorkinas son las mejores.

Manhattan es el centro de esta gran ciudad y su barrio más importante, donde hay más vida, pues observando su silueta desde Brooklyn nadie se podría imaginar lo que se esconde entre sus rascacielos.

En el norte se encuentra Harlem, los “suburbios” de Manhattan pero donde se celebran las míticas misas de Godspell que hay que ver al menos una vez en la vida. La increíble arquitectura de la universidad de Columbia destaca entre el poco urbanismo de Harlem y por su ambiente universitario de estudiantes yendo de un lado a otro sin parar.

Continuando con la línea vertical que dibuja Manhattan, encontramos el Upper East Side que se alza majestuoso a la derecha del norte de Central Park, el barrio más caro de toda la ciudad y donde viven grandes celebridades. Es el único lugar que de verdad se identifica con la fama de chic y fashion que tiene Manhattan. Andar por sus calles supone sentirse en una pasarela de cualquier gran diseñador. El Upper East Side acoge al Metropolitan Museum con una gran colección de pinturas de todas las épocas así como numerosos lugares que nos sonarán familiares por haberlos visto en películas o series de televisión como los hoteles Waldorf Astoria o el Palace, Park Avenue, las tiendas de Madison Avenue, la pastelería Serendipity III o Pastis. Para aquellos estudiantes que visiten la ciudad en verano y quieran pasar una buena noche de miércoles, es recomendable visitar el pub Mad River.

En Midtown se encuentra la mayor parte de Central park, precioso en todas las épocas del año, donde se puede patinar sobre hielo en invierno, pasear admirando el paisaje y enamorarse entre sus caminos escondidos en primavera y otoño o escuchar los conciertos de la filarmónica de Nueva york gratis en verano mientras se desfruta de un picnic con un buen vino bajo la sombra de los árboles. Esta parte de la ciudad alberga la mayoría de los monumentos reconocidos como el Empire State, El Filatron Building en forma de plancha, el Chrysler Building, el famoso hotel Plaza o Rockefeller Centre. En el MOMA uno se puede queda embobado intentando descifrar el significado de los cuadros de Dalí o Andy Warhol y muy cerca, la Catedral de St.Patrick crea un gracioso contraste por su arquitectura gótica entre las Trump Towers y demás edificios. La famosa quinta avenida tiene las mejores tiendas, entre ellas Tiffany’s en la que una se siente como Audrey Hepburn admirando el escaparate en Desayuno con Diamantes.

Anochece en la gran manzana y sus habitantes despiertan como de un sueño y salen a la calle para vivir la noche neoyorkina. Por eso no es lo mismo contemplar Times Square de noche que de día. Bajo el manto negro, las luces y colores brillan más que nunca y es un despertar de los sentidos. Sin embargo, cuando el sol se encuentra en su máximo apogeo, los neoyorkinos se encaminan a Bryant park donde comer al aire libre es agradable además de tradición entre los ejecutivos de esta ciudad.

Más hacia el sur se encuentran los lugares más modernos y bohemios de la ciudad, cada uno más diferente que el anterior, es como poder trasladarse de un país a otro con solo cruzar una calle. El SoHo es el barrio con un toque Europeo por la diversidad de las tiendas de Spring Street, por poder probar la cocina francesa en uno de sus pequeños Bitros y porque sus clubes nocturnos son los más trendy y visitados por gente de todo el mundo como Greenhouse. Avanzando por Canal Street descubrimos que estamos en China Town cuando los carteles de tiendas y restaurantes cambian de inglés a chino. Aquí los restaurantes orientales son los mejores de la ciudad y las copias de relojes y bolsos de marca son magníficas. Little Italy se esconde tras el gigante asiático, plagado de restaurantes Italianos donde los dueños casi obligan a entrar en sus locales como si de la mafia se tratara.

Greenwich Village es el barrio universitario por excelencia debido a que allí se encuentra la universidad de Nueva York (NYU)y el barrio está abarrotado de pubs, karaokes y conciertos de jazz (los mejores son en Blue Note) con un ambiente muy animado. Para los más fiesteros es recomendable visitar el Metpacking District que aloja las mejores y más famosas discotecas como Pink Elphant, Marqee o Mansion.

Ya en el sur se encuentra el distrito financiero con calles tan famosas como Wall Street y lugares para visitar como la bolsa de Nueva York, Battery Park o la Zona Cero donde antes se encontraban las torres gemelas.

Sin lugar a dudas, el mejor recuerdo de Nueva York será atravesar el puente de Brooklyn desde Manhattan por la noche e ir dejando atrás las luces que componen los grandes edificios en una imagen de Manhattan que nunca jamás se olvidará.
Ver mapa más grande

Freelance PHP Developer | Freelance PHP Programmer | Freelance Web Developer
1 Estrella2 Estrella3 Estrella4 Estrella5 Estrella (No Ratings Yet)
Loading ... Loading ...

3 comentarios »

¡Deja un comentario!

Añade tu comentario más abajo, o haz trackback desde tu propio sitio. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Sé bueno. Escribe limpia y adecuadamente. Cíñete al tema. No hagas spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes